lunes, 26 de enero de 2015

Y la vida cambia


‎Hace poco más de cuatro meses me dirigí a servicios sociales a buscar a un menor que necesitaba una familia de acogida llevábamos 2 días en casa esperando pero finalmente fui yo a recogerlo.
Me metí en una sala con un técnico, un niño de 3 años con muchos rizos y un montón de juguetes. Y ahí de alguna manera que no sabría explicar conseguí "metermelo" en el bolsillo diciéndole que en mi casa había Muuuucho coches, para que el jugará, bajamos a mi coche y nos fuimos.

Desde ese día mi vida, nuestra vida, ha dado un giro total, no sólo lo típico, uno más de tres a cuatro, que se nota más de lo que parece. A. ha conseguido superar muchos de sus miedos, se ha amoldando a esta familia, hemos aprendido a escuchar, a observar, a acompañar y a dar cariño incondicional a un pequeño que no entiende que es esto.

Por qué tiene dos familias, por qué solo de vez en cuando puede ver a su mama, por qué el no puede decidir sobre su futuro, por qué esta madre pesada de prestado, le hace comer cosas, que ahora le gustan, y por qué le quiere sin más, por qué el no puede decidir, ni seguir haciendo lo lleva haciendo casi 4 años. 
Es un campeón que lucha día a día por "sobrevivir" a esta nueva vida impuesta, que ha conseguido robarnos el corazón, y que siempre tiene un beso, en abrazo un te quiero para nosotros.
Hay días duros, hay días malos, y hay días peores. Pero... hay taaanto bueno en el y en nuestra vida juntos, que repetiría una no, mil veces.
Gracias petardito por ser como eres.
Te Queremos


viernes, 23 de enero de 2015

CONTROLANDO IMPULSOS

Si, yo. 


Puede parecer fácil pero para una persona que se expone y que le gusta exponerse , ponerse un puntito en la boca a veces es muy difícil.

 

Pero oye, ya soy mayorcita y como decía mi padre "en esta vida lo mas difícil es ser coherente" pues claro cuando tomas decisiones hay que tomarlas con todas las consecuencias.

¿Que es duro decidir? SI,  ¿pero que es más duro y doloroso no hacerlo? TAMBIÉN.

 

Pero cuando tomas una decisión hay que saber que dolerá, que será difícil en ocasiones, pero a la larga te libera de algo que no te pertenece a ti, y cuando llegas a ese punto puedes decir, que aunque doliera hiciste tan bien.

 

Y este tiempo llega en el que te das cuenta que por qué tardaste tanto en decidierte. Y tu mismo te contestas, por miedo, esperanza… pero algo que tiene el miedo a lo que sea de fondo no es bueno.

 

Ahora mi decisión decide por mi, por que me tome mi tiempo para hacerla "ley" y me he liberado, y se lo que hacer cuando algo no me gusta o me incomoda. Ahora no hay miedo, hay tristeza o pena quizás, pero también se pasa.

 

Estoy orgullosa de mí, muucho (¡cómo me quiero!).

 

Feliz finde QUERIDOS