martes, 24 de noviembre de 2015

El Beso

ELLA

No me lo esperaba. Yo hablando sin parar de mi última conquista y de repente se acercó y me besó.
Aunque fue un beso decidido en el mismo momento de juntar sus labios con los míos dio la sensación de arrepentimiento, pero no dejé que se echara atrás.

Me gustan los besos y de alguien a quien quieres sea cual sea la manera. Un beso de cariño gusta.

Pero y ¿después?

Después hay que esperar que la confianza y el respeto ganen al no y a la incertidumbre.

-Lo siento, me apetecía, dijo muy bajito.
-No te disculpes. No hay nada que perdonar, me ha gustado; aunque no debería repetirse eres mi amigo y te quiero, pero…
-si ya solo como amigos ja ja ja ja .
-ja ja ja . Si ya sabes en qué punto estoy, hace unos meses, a lo mejor ahora no.
-Pues brindemos por ti, por mí, por un nosotros que pasó.
-Gracias Querido, ¿Qué haría yo sin ti?

La noche siguió tranquila, no había tensión, pero si algo, no sabría decir que. Subimos a casa en silencio, muchas copas, mucha conversación, mucha complicidad.

-Buenas noches que descanses
-Igualmente y no intenta...

-Quiero que vuelvas, ¿te vale con eso?
-Si, por supuesto.


EL

Ella me hablaba de su última conquista sin parar. Ya sabía mucho de los detalles porque nos pasamos horas chateando, contándonos de todo, pero verla hablar, reír, tocarse el pelo y hacerlo con tanta soltura, me dejaba noqueado.

Podría pasarme horas escuchándola, siempre tiene algo interesante que contar.

Se tanto de ella. Se lo que significan sus tics, tus frases hechas, sus caladas de cigarro, y sus múltiples risas, cada una significa algo diferente.

Era el momento.

Me acerque sin pensarlo a sus labios. Y en ese momento me arrepentí, intente echarme para atrás pero ella me correspondió devolviéndome beso.

Se separó y sonrío, así, sin más.

Y ahora es el momento en el que sabes que no deberías haberlo hecho , pero ella tan tranquila te dice que le ha gustado, aunque no es el momento , y es probablemente el rechazo con mejor sabor de boca.

Ella es así.

Continuó la noche con sus risas, sus copas, sus confidencias. Una gran noche.

No podía irme a dormir sin disculparme de verdad se lo debía, o eso creía yo. Y cuando me armé de valor para hacerlo, me interrumpe.

-Quiero que vuelvas, ¿te vale con eso?
-Si, por supuesto.

martes, 17 de noviembre de 2015

Un Adiós

Después de tantos días me di cuenta de que ese beso, ese último beso, fue de despedida.

Se acercó y me beso suavemente, se alejó y volvió de nuevo a besarme más fuerte, más intenso, con más pasión y se retiró.

Cerró la puerta diciendo adiós y por la ventana le vi acercarse la mano a los labios, besarse dos dedos y lanzarlos al aire.

Su cara era enigmática, sus ojos brillaban y en su boca no había ningún gesto. Todo esto no tuvo sentido para mi hasta hoy, donde todo se desvela.

No debíamos esperar nada el uno del otro, era una cosa sabida, hablada, clara. Pero algo en mí no lo debía tener tan claro por qué ha traicionado mis pensamientos y principios haciéndose ilusiones de... la NADA.

Solo me quedan recuerdos que con el tiempo se irán diluyendo en la memoria y será entonces mi adiós definitivo.

domingo, 15 de noviembre de 2015

¿Y ahora, Qué?


Todavía no han pasado dos días, pero sigo estando aturdida, triste, abatida, desconcertada.
Nunca he escrito sobre lo que pasa en el mundo , pero esta vez lo hago pero por egoísmo necesito soltar lo que tengo dentro.


Me pregunto que culpa tienen aquellos que perdieron su vida el viernes noche , y claro no obtengo respuesta, por que no la tiene. Me pregunto por qué nos, me incluyo aunque no lo haya hecho, hemos cambiado nuestras fotos de perfil de nuestra vida 2.0, y lo entiendo a medias, aunque me parece perfecto que lo haga cualquiera.

Y así llevo dos días dándole vueltas a la cabeza, sobre que hago yo, y si quiero hacer algo por las personas asesinadas por una panda de descerebrados que solo atienden a la violencia como medio de conseguir o intentar conseguir algo. Para mi no son otras cosa. No hay justificación ninguna.

¿Cuanto me va a durar el estupor por esas muertes? Cuanto me duró la indignación, la pena y la rabia por... las niñas nigerianas de boko Haram, los refugiados, las diferentes guerras que salen a diario por las noticias, las mujeres asesinadas por sus parejas, los abusos a menores en la mitad del mundo?

Donde coño vivimos para que después de toda esta mierda no haga nada.

Entonces pienso si debo ser tan dura conmigo misma, o con los que me rodean, si pienso que ellos están en mi misma posición.

y después de creer que soy un monstruo, miro a mi alrededor y veo a  unos hijos a los que quiero dejar un mundo mucho mejor del que tenemos ahora y repaso que hago en mi día a día para hacer algo por lograr mi sueño de un mundo mejor.

No estoy escribiendo esto para echarme flores y quitarme la mala conciencia, lo estoy haciendo para que no se me olvide que tengo mucho más por hacer, que dentro de mis posibilidades debo procurar si de verdad lo siento y lo creo luchar por un mundo mejor.

Suena muy bien pero, que difícil es hacer algo por alguien que no seamos nosotros mismos.
el ser humano es egocéntrico y egoísta, y yo como buena humana también; si no es algo de lo que esté orgullosa pero es así y lo asumo.
y a partir de esta premisa , quiero comprometerme conmigo misma, a moverme, a no quedarme quieta, no se como ni de qué manera, pero si quiero hacer de este ahora mierda de mundo algo mejor, o me muevo o nadie lo va hacer por mi.

No voy a defraudarme, no , estoy decidida.

domingo, 8 de noviembre de 2015

12 Años


Si, doce años de vida juntos. En los que hemos aprendido a convivir, a compartir, respetar, aguantar, querer, amar, disfrutar,decidir, caer, levantarse. Todo estoy y más, pero JUNTOS.
No me imagino un futuro sin ti, no quiero prescindir de ti a mi lado. Contigo todo es más fácil, soy yo siempre, se que me quieres, me apoyas, me complementas, yo más yo que nunca.
Ser madre a tu lado es fácil, por que ni estoy ni me siento sola, que nuestros hijos tengan un padre como tu es un privilegio para ellos, para mi, aprendo tanto de ti.
Te echo de menos cuando no estas conmigo, miro el reloj todos los días esperando que llegue la hora para verte cuando llegas de trabajar, me encanta dormir a tu lado, mirarte y saber que quieres, que piensas.
El tiempo nos ha mejorado como pareja. Todo ahora es mejor, y lo que nos queda amor...
Te quiero. Felicidades. 

domingo, 1 de noviembre de 2015

Podría


Me había imaginado su cuerpo desnudo de espaldas a mi mirando por la ventana, pero verla así en mi casa, relajada con la situación como si fuera algo habitual, era mejor mucho mejor que lo soñado.

-Hola, ya estas- me dijo giráPdose y con una maravillosa sonrisa en la boca. 

Ella siempre sonríe.

Me descoloca, es tan segura de si misma y se muestra tan ella, que me hace pensar que no es real, que esconde algo.

Se acerca a mi sin dejar de mirarme a los ojos y me besa, primero un beso pequeño, corto, ligero, después uno con mucha intensidad.

-Te cojo un cerveza ¿vale? Me das sed Ja ja. Y girando sobre si misma se dirige a la cocina contoneándose sabiendo que la miro embobado.
Vuelve, mirándome y sin dejar de sonreír me toca y se sienta a mi lado. 

Da un sorbo a la cerveza y empieza hablar como si nos estuviéramos desnudos, como si no hubiéramos disfrutado de nuestros cuerpos durante horas.

 En ella todo es natural. Todo pasa sin que te des cuenta, es sencillo, no tiene dobleces, se disfruta.

Creo que podría acostumbrarme .