sábado, 31 de diciembre de 2016

FELIZ AÑO

Ya tenía todos los mensajes enviados, buenos propósitos, felicidades y todos esos buenos deseos para el año que empezaría en una horas.  
Habia enviado los justos claro,  todos sabian que no me gustaban nada estas fiestas,  pero lo hacia por cariño y esas cosas. 
Ahora apagar en móvil y prepararse algo de cenar,  peli y pronto a la cama quería que esto acabara ya. 

Pero de repente sonó el timbre, ¿Quién sería?. 
 - Dios que frío,  decía mientras que salía para abrir la valla. 
- Holaaaa,  ¿cómo vas?, ¿ya habías apagado el móvil para que nadie te molestara?  Ja ja ja. 
- ¡¡¡¡Cris!!!!  ¿Qué narices haces aquí?  Es nochevieja no tienes cena familiar como todo el mundo ¿ o qué? 
- Me enacanta saber que tenías tantas ganas de verme.  Anda invitame a pasar que hace frío y no tengo ganas de empezar el año con constipado. 

Y con su habitual soltura me esquivó y subió las escaleras y al llegar arriba se dio la vuelta y me soltó : - Vamooos que tampoco quiero que te pongas malo tu. Vengaaa. 

Ésta chica me iba a volver loco,  no se como se las apañaba pero siempre me pillaba con la guardia bajada,  a veces parecia que era yo el que llevaba las riendas, pero no,  era siempre ella. 

-Te importaría decirme,  por que estás aquí y no con tus padres y tus hermanos,  Pensaba meterme a la ducha ahora mismo,  para irme. 
- ja ja ja ja.  Cada vez se te da peor mentir.  Aprende a responder los mensajes,  o mentir mejor,  por que cada vez que eludes mis preguntas o cambias de tema ya sé que no quieres contarme algo. 
- ya está ella sacando sus conclusiones y pensando que siempre tiene la razón. 
- no pienso discutir contigo.  Ibas a apagar el movil peli,  cena y a la cama pronto.  ¿me equivoco? . ¡NO! Ves, tengo razón.

 Y riendose en su cara entró en casa y empezó a moverse por la casa cono si nada, preparando siguió una nochevieja diferente. 

- Eres un cabezón,  no quieres que nadie te acompañe hoy,  ya hiciste un esfuerzo en navidad pero ahora no.  Lo que pasa que no contabas conmigo.  Tenía mis dudas de invadirte la casa,  pero como no tengo vergüenza ninguna y se que en el fondo eres un pedazo de pan,  he traido la cena,  tu pones la peli y la copa y nos tomamos juntos las uvas que va a ser mucho mas mejor que empezar el año nuevo solo .

Tal semejante discurso el se quedó mirandola totalmente desconcertado.  Era imposible que alguien que conocía hace menos de un año le conociera tanto y le descolocara la vida de esa manera. 

Pero le encantaba,  joder,  debería mandarla a paseo y sacarla de su casa,  pero,  estaba feliz de tenerla ahi,  manejando la situación a la perfección en su salsa. Le estaba volviendo loco. 

-vamos no te quedes mirandome y espabila que aunque he traido casi todo hecho,  digo yo que la mesa la pondrás tu. 

Se acercó a ella la dió un rápido beso en los labios. - Eres muy bruja,  lo sabes ¿no?  Me ducho y me pongo con ello.




- ¿y se puede saber que has dicho en casa para largarte con parte de la cena y dejarlos plantados? No me quiero imaginar la cara de tus padres.  Ja ja ja. 
-Juego con ventaja,  Querido,  ya saben que soy amante de las causas perdidas. 
-¿soy yo una causa perdida?
- ja ja ja ja no, me han preguntado que si ya tenía novio por fin . 
Lo dijo dejando una pausa lo suficientemente larga para que a el le cambiara la cara. 
-Pero ya les he dicho que no, lo de los novios es cambiante y lo mismo tanto esfuerzo no merece la pena, pero que alguien al que que quiero por muy cascarrabias que fuera, y al que iba a querer siempre no debia pasar solo la ùltima noche del año. Pero no te hagas ilusiones, seguimos sin ser nada ¡eh!

-Nada dice... Has conseguido trastocarme la vida por completo, coño, si te echo de menos aunque no quiera y vas a conseguir que me gusten estas mierda de fiestas.

De fondo las campanadas. 

-Feliz año Mario. 
-Feliz año Cris

viernes, 30 de diciembre de 2016

Me gusta tenerte cerca amiga

Probablemente si no fuera por la Pauli,  ni nos conoceríamos.  Edad,  modo de vida,  caracteres, no coincidimos en circulos decaracteres.
 Pero la vida tiene sus cosas y sus sorpresas.
Ella es una de ellas. 
No hablamos a menudo,  pero está. 
No somos muchos de besarnos,  pero cuando lo hacemos son la leche,  con abrazo del bueno y todo.
Sabe de que pie cojeo y eso mola. 
Nos miramos si hay algo que no se puede decir y sabemos de que va. 
Por cómo queria a mi padre.
Por cómo trata a mi madre. 
Por como quiere a mis hijos. 
Por nuestras conversaciones de hijas. 
Por su especial forma de ser,  que engancha. 
Por que aunque ella quiera serlo,  no es tan borde.
Por sus asco.
Por sus risas. 
No hay mucha gente con la que sepas que puedes contar SIEMPRE.  Con Ella lo se

No soy de reenviar mensajes de whatsapp ya lo  sabes, pero te quiero cerca y te tengo,  mola.  Y esta es mi forma de decirlo. 



--

Maria


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Tu día

Hoy es tu cumpleaños. Naciste hace diez años.

Me perdí los 18 primeros meses, pero no los echo de menos, por que forman parte de ti,
de tu vida, de tu carácter. Ahora que ya sé que son apegos, vínculos y más cositas que una ha ido aprendiendo con loa años, me doy cuenta de cuán importante fueron esos meses en ti, tanto con tu madre biológica, como en cielo.

Recuerdo tan bien el día que te vi, tan pequeño, tan asustado.

Dios mío las veces que pensé ese primer día que no te iba a saber cuidar, querer, mimar, si estábamos haciendo bien ...

Pero tú me lo has hecho tan fácil, me has ayudado tanto.

Has hecho de mí una mejor persona, una mamá mandona, lo sé , pero también una mamá enamorada de cada uno de tus gestos, de cada cachito de tu preciosa piel, de tus miradas, de tus silencios, de tus abrazos y de tus besos a los que soy adicta.

Quiero felicitarte por estos diez años que hoy cumples y por los que nos quedan por vivir juntos.

Gracias por ser un niño cariñoso, risueño, cabezón, paciente, responsable, simpático y un amigo, hermano e hijo maravilloso.

Gracias por ser feliz mi amor. Te amo con locura.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Vuelve

Parece que no pasa el tiempo.
Los segundos,  minutos,  horas y días pasan as despacio si no estás. 
Se me está haciendo eterno. 
Echo de menos tu voz,  tus manos,  tu tacto,  tu piel,  todo tu. 
Deseo que vuelvas,  lo necesito,  me está costando hasta respirar. 
Se que tu no te acuerdas y eso duele más.
Intento no pensalro pero tu recuerdo no quiere irse,  quiere estar a mi lado. 
y cuando vuelvas ¿qué? 
Nada,  todo seguirá igual,  yo te necesitare tu no, pero estaras a mi lado y con eso me conformo. 
¿Qué me ha ocurrido para depender tanto de ti? 
No estaba en mis planes,  no lo habia previsto, pero ha pasado y ahora no puedo echar para atras. 
Yo soy la que debe lidiar con ello. 
Con tu ausencia,  mi desesperación.  
Tu presencia, mi anhelo. 
Vuelve. 

jueves, 15 de septiembre de 2016

Sintiendo

Me deshago en tus brazos, y en ellos vuelvo a ser.

Tengo dos "yos" dentro de mí pero solo tú los sabes sacar y los conoces y te aprovechas de ellos. Y yo me dejo.

No quiero que pase nuestro tiempo, es finito, se termina y no sé si seré capaz de sobrellevarlo.

El mundo se detiene cuando estoy contigo, no existe nada más que tú y yo.

Yo y tu... y ¿el resto? no importa.

Como esto no es un sueño, todo estará ahí cuando no estemos, cuando solo seamos yo, y luego tú. Tú y en otro sitio yo, no nosotros.

Un nosotros que anhelo por no tener, pero que disfruto cuando está.

No me gustan los dramas, me gusta la intensidad de lo que siento cuando estoy contigo y también el desasosiego de cuando no lo estoy.

Y ya; es así.

Si disfrutas de las emociones sin ir más allá, sin trasfondo, sin pensar en el pasado, en el futuro, hasta que llega la pérdida por la partida, es reconfortante, da felicidad, porque has llegado al punto en que disfrutas de tu vida, aprendes de todo, lo bueno y lo no tan agradable que te hace componer también tu vida; hecha de pedacitos de experiencia.

Y la experiencia del tú y yo, me la llevo con todos sus trozos para completar mi mapa, mi existencias mis "yos"

miércoles, 24 de agosto de 2016

Qué gusto haberte conocido.

Aun haciendo memoria,  no puedo recordar nada memorable de la primera vez que la vi. Pero si la sensación de querer hablar con ella. Me pasa con las personas que a mi me parecen enigmáticas y para mi ella lo era.

Tiene cara de eterna adolescente y un cuerpo pequeño, realmente bien proporcionado. Para mi como soy una mujer grande, éste tipo de mujeres me llaman la atención,  ahora pura curiosidad, pero de jovencilla, era algo de envidia ellas podían ponerse cualquier ropa,  y yo no. Gracias a dios el tiempo y loa años nos hace  madurar y ver las cosa como son.

Bueno continúo que me lío y me pierdo por donde  o quiero.

Las primeras veces juntas en el mismo espacio-tiempo, probablemente no nos echamos cuentas, teníamos por delante el trabajo mas bonito, duro y gratificante del mundo, pero la vida da vueltas.

No sabría decir el momento en el que nuestras historia común como madres pasó a segundo plano y nos fue convirtiendo poco a poco de compañeras de viaje a amigas.

Me gusta como se ríe, contagia, me enamora la forma que tiene de querer, mirar y cuidar a su gemela, me divierte su sentido del humor, mucho. Envidio su capacidad de abstracción y concentración. Creo que no podría decidir sobre si le gusta mas estar rodeada de gente, los suyos al poder ser,  o la soledad, que sabe llevarla y administrarla maravillosamente.

Tenerla al lado da paz y tranquilidad, hace que una se sienta muy bien, estoy empezando a entender por que muchos la tenemos cerca, es genial.

Querida, me he quedado con ganas de repetir, da igual donde y cuando pero debemos.

¿Qué te parece si vamos pensando en algo?

 

miércoles, 17 de agosto de 2016

Solo yo lo se

Solo yo se


Las ganas que tengo de ti, siempre, aún estando contigo.
Que deseo de que no haya fin, aunque tenga fecha de caducidad.
Que es real aunque nadie lo vea.
Que tienes mil y una miradas para todos tus estados de ánimos.
Que en estas circunstancias es todo perfecto.

Solo yo se

Que si dejo una pequeña rendija te colarás, y no podré sacarte.
Que cuando uno quiere tan conscientemente mas duele.
Que amándote soy feliz.
Que solo yo soy responsable de mis decisiones.

Solo yo se

Que moriría por dormir contigo.
Que sueño con compartirte con el resto del mundo.
Que cuando callas dejas claro que estas superado.
Que soy egoísta cuando de mi bienestar se trata.

Solo yo se

Que ahora mi vida es como yo quiero.
Que repetiría cada una de las cosas que me llevaron a ti.
Que eres lo único que ha conseguido que sea yo.

Solo yo lo se...


jueves, 14 de julio de 2016

Su olor

De repente me pareció su olor. Creí haberlo reconocido entre la multitud.

Lo busqué, lo seguí, pero no era él. Me sorprendí acercándome mucho, olisqueando su aroma y mi mente viajó.

Me transporté a las noches de invierno con la chimenea, desnudos, besándonos;

A las tardes de sofá, peli y sueños;

A los viajes, conversaciones y roces;

A su mirada intensa en medio de la gente;

A mi deseo por él, a su deseo por mí;

A silencios eternos que decían todo;

A frases no dichas por miedo a perder;

A besos a escondidas;

A despedida sin un final;

A un adiós que nos dejó incompletos.

domingo, 26 de junio de 2016

¿Se puede?



¿Se puede querer a dos personas a la vez? ¿con qué intensidad?
¿Y deseo?  ¿ Más por una que por Otra? ¿Igual?
¿Puedes querer compartir tus momentos con las dos? 
¿Se puede separar? De una te gustan unas cosas, de la Otra diferentes, ¿o iguales?.
Pasar tiempos juntos, pero no revueltos. 
Tener las mismas ganas de disfrutar, hablar, reír, soñar, con las dos.
¿Es posible dividir la mente y sobretodo, el corazón en dos? 
Respetar el espacio de cada uno cuando no se está juntos.
¿Es necesario que las personas queridas sepan que no son la única? 
¿Aceptarían ser la otra mitad?
¿Aceptarías tu ser la otra mitad?
¿Se puede evitar comparar? 
¿ Es amor ?  ¿Es egoísmo? ¿Es necesidad?
Si estás en la piel que quiere doble, esperar que lo entienda alguien que esté dentro podría llegar a ser difícil. 
Si estás fuera imposible.
¿Podríais? 


viernes, 24 de junio de 2016

El sobre


Estaba sentada en la terraza, mirando al mar, era mi momento favorito del día desde que salí huyendo de su casa.
Abrí el sobre sin ninguna idea sobre lo que me encontraría.
¿Qué interés tenía mi padre porque yo tuviera el sobre después de mi espantada hace tantos años?
Así que cogí aire y abrí el sobre. Había un par de folios doblados y un paquete con fotos, fotos nuestras.
Empecé a leer ya con un nudo en la garganta, esto iba a ser muy difícil.
 
Gordita, te quiero.
No fui lo suficientemente fuerte para buscarte y decirte en persona que entiendo tu huida, que no tengo nada que reprocharte, que fuiste muy valiente.
Sé que ahora eres feliz y tienes una vida maravillosa. Sigue así te lo mereces.
No estés triste, tomaste una decisión acertada aunque eso nos separara, pero aunque nunca te lo dije, estoy orgulloso de ti, siempre lo estuve.
Esta carta llega tarde, muy tarde pero espero que puedas perdonarme.
Te quiere papá.
 
En las dos primeras palabras las lágrimas empezaron a caer sin poder remediarlo.
Era imposible leer sin pasarme la mano por los ojos, intentando secarlos.
No podía entender una frase seguida, mi cerebro no la procesaba.
¿Por qué papá? ¿Por qué tan tarde?
No se las veces que leí y miré las fotos, pero cuando Susana vino a buscarme ya era noche cerrada y yo no era capaz de articular palabra. Mi cuerpo tampoco se movía, estaba paralizada.
Los siguientes días pasaron sin quedar registrados en mis recuerdos aún hoy intento saber que me paso pero no lo consigo recordar, en algún lado donde guardamos eso que nos hace daño estarán.
He vuelto a leer la carta muchas, infinitas veces intentando entender que nos pasó, para dejar que nos distanciáramos tanto como para olvidar lo que nos queríamos, que era mucho.
El tiempo ha pasado, sigo leyendo la carta, estoy aprendiendo a perdonarnos

Sentada en la terraza


Había pensado en volver, pero por decisión propia, no por circunstancias que se me escapaban de las manos.

Estaba sentada en la terraza, mirando al mar, era mi momento favorito del día desde que salí huyendo de su casa.

Un toquecito en el hombro.

Te acaban de llamar. Deberías hacer las maletas e irte, y aun así no sé si llegarás a tiempo - Susana sabía cómo decirme las cosas, si en vez de coger el recado de esa manera, como ordenándome ir, me hubiera pasado el teléfono, sabe que no iría.

Hacer la maleta fue un suplicio. Una lucha interna conmigo misma, imaginando una y otra vez las situaciones y conversaciones que me podría encontrar.

El vuelo no fue mucho mejor, todo lo que creía superado, olvidado, aparecía de golpe en mi cabeza, haciendo sentir que estos 8 años no habían pasado.

No había nadie esperándome, como era lógico. Me acerqué a la parada de taxis y aguarde la cola. No tenía ninguna prisa por llegar.

Hola, has venido - dijo mi hermana con su habitual tonito de superioridad.

Sí, estoy aquí. ¿Dónde está? - pregunté sabiendo de antemano que llegaba tarde, pero tenía la esperanza de poder decirle adiós.

Lo siguiente que recuerdo son muchas personas que no conocía dándome el pésame, lloros de fondo y cuchicheos sobre la mala hija que vuelve a limpiar su conciencia.

Fueron unos días muy raros, yo sola, apartada. No es que tuviera mucho que decir pero tampoco me dieron Opción. Así que lo único que quería era liquidar papeles y largarme de allí. ¿Por qué habría hecho caso a Susana?

Me comporté como una "buena" hija, firmé todo lo que me dieron, no pedí nada y me prometieron llamarme si hubiera algo para mí. Cómo si ese algo que ellos ansiaban a mí me fuera a solucionar el vacío que te provoca no despedirte de tu padre. Y me marché con la certeza de no volver.

Estaba sentada en la terraza, mirando al mar, era mi momento favorito del día desde que salí huyendo de su casa.

Un toquecito en el hombro.

Ha llegado este sobre para ti, si me necesitas estoy dentro - Susana me puso el sobre en las piernas y mientras andaba hacia la casa me acarició cariñosamente la cabeza.

Cogí el sobre con tanto miedo que me temblaban las manos. Lo abrí, un post-it amarillo pollo que ponía una nota firmada por mi hermano el pequeño:

Encontramos esto en la mesilla de tu padre con una nota que decía que te lo mandáramos. Jorge

Qué detalle por su parte.

Mi padre quería que me llegara, que yo tuviera algo de él. Y me sentí la peor persona del mundo, por no darle una explicación de mi huida y no haberme despedido.

Y es algo con lo que tengo que vivir.

(cont.)

 

 

martes, 21 de junio de 2016

Mirándote


Qué calor. Así es imposible conciliar el sueño. Además ella desprende mucho calor, siempre discutimos por eso, ella calurosa yo friolero.

Doy vueltas y en una de ellas, la oigo gruñir. Ja ja ja es muy peculiar para dormir.

Me quedo mirándola. Tiene el rostro relajado, sus brazos liados sujetandose, una pierna estirada y otra encima de las sabanas. Solo se tapa la tripa y es capaz de colocarse perfectamente la sábana aunque de mil vueltas, que las da, queda perfecta.

Le costó mucho que durmieramos juntos, no la gusta que la toquen, per si de noche te acercas sigilosamente, puedes casi abrazarla... ahí si se deja.

Es compleja, que no complicada, su cabeza va tan rápido por el día que por la noche cae rendida, tranquila feliz. Hasta dormida sonríe. 

Nunca he visto a alguien con tanta energía, tiene cuerda y tiempo para todo. Es capaz de tener organizado todo y aunque cambies los planes, no la pillas, ella siempre tiene un plan B.

A su lado la vida es más fácil, más llevadera, nunca tiene un no. Siempre tiene una palabra de aliento, de apoyo, algo que te haga continuar. Se echa a la espalda lo que sea, ella puede. 

Y mirarla ahora dormir quieta, relajada. Podría estar horas.

Me acerco, pongo mi mano sobre su pierna y mientras la observo se me van cerrando los Ojos poco a poco...

Sueño con ella.

sábado, 4 de junio de 2016

Sigues en mi


Te echo de menos. 

Mucho hay días que pienso que demasiado. 
Te necesitaría. Hablar contigo, tus besos, tus abrazos, sus consejos, tus risas.

Atesoro con mimo mis recuerdos contigo y recurro a ellos a menudo. 
Contigo a mi lado era la vida más fácil, más llevadera más bonito, más feliz.

Hay tanto que te contaría, te mostraría. Que hay noches cuando me permito recordarte con tranquilidad, que me imagino hablandote, invento conversaciones que nunca tendrán lugar. Pero me reconforta.

Incoscientemente vivo para ti, para. Tener tu aprobación, para que estés donde estés me mires y te sientas orgulloso. Que todo aquello que me enseñaste, me dijiste, me contaste ha calado, esta conmigo. 

Se aprende a vivir sin alguien que era tu pilar, tu referente, pero la vida no es igual de plena.

Soy feliz, me encanta mi vida, pero cojea. Unas veces se nota más Otras menos, pero camino apoyándome en tu recuerdo.

Escribirlo, darle forma a lo que siento me ayuda. 
Me siento mejor ahora.

Te quiero.


sábado, 28 de mayo de 2016

La Visita

     Probablemente si alguien nos vio ayer en el parque pensaría que eramos dos amigas con sus hijos, hasta yo llegue a pensarlo por un momento.

Pero no eramos la madre biológica y la de acogida con nuestros hijos, ayer tocaba visita.

¿Cómo fue? Duro.

¿Por qué? Porque luego tiene consecuencias.

Fue una visita agradable, los niños jugaron, nosotras hablamos con naturalidad de muchas cosas.

 Pero, si claro que hay peros, por que no es una situación habitual.

Hay temas difíciles, cuando A. Pequeña dice mamá, por ejemplo, aunque la normalidad predomina y nadie se ofende. Cuando pregunta a su madre por su padre, mi niño necesita respuestas. Cuando yo cojo a su hija pequeña para enseñarla a beber de una botella. 
Son cosas normales, que somos capaces de hacer sin ofendernos. Y eso para mi tiene un valor impresionante.

Ella no se siente violenta por mi presencia y yo la respeto como su madre y eso se nota. 

Pero llega el después y nos despedimos, nosotros nos montamos en el coche y A pequeña empieza a llorar desconsolado.
No estoy muy segura del motivo, pero lo intuyo. Mi madre cuida de los dos pequeños, pero de mi no. 

Me gusta mi familia, pero por que no puedo estar con mi madre.

Y esta reflexión me da la razón cuando entre sollozos dice:

- Quiero estar con mamá R. , no quiero estar en estar aqui- pausa. Mamá, Abe Os quiero. 
Y yo me concentro mirando a la carretera, respiro y pienso que no es justo que un niño de 5 años tenga esos problemas en su cabeza.

- Cariño, lo siento, se que te sientes mal, pero te queremos TODOS. Mamá R. Y esta familia, pero hay veces que no puede ser la vida como nos gustaría. 

Solo pido tener fuerzas y cabeza suficiente para ayudarle a tener una vida maravillosa, donde quepamOs todos los que le queremos.

lunes, 23 de mayo de 2016

Y pasó el tiempo


-¿Cómo te va? Hace mucho que no se de ti.
- Bien, ya sabes me gusta ver el lado bueno, no quejarme ja ja ja.
 Ella siempre riendo 
-Tenemos que vernos algún día ¿No? 
- No ¿Para qué? Ya estamos aquí.
Le había costado mucho hacerse a la idea, ahora que estaba superado no iba a dar un paso atrás.
- ¿No tienes ganas?
- Siempre, ya lo sabes.
-¿Entonces?
-Entonces nada. Tu no lo necesitas.
-No seas bruja.
-ja ja ja ja soy así, esto no es nuevo. Tu dejaste de querer.
-Hombre, yo...
-Estuvo  bien, muy bien. Pero tu dejaste de querer, ya está, no le des más vueltas. 
-Pero...
- No inventes, te dejó de compensar y yo volví a mi vida. Nunca pedí nada por que no era necesario, te lo deje fácil. Fue tú decisión.
-Anda, venga seguro que quieres.
-ja ja Si pero ya no merece la pena, lo echaste todo a perder, elegiste, apechuga con ello.
-Te necesito. 
- Yo te necesitaba y aprendí a vivir con ello. 
Se acercó, le agarró la cara y le besó como si no hubiera pasado el tiempo, ese tiempo que había destrozado su ilusión, su temple, sus sentimientos.
Qué fácil sería caer en sus brazos de nuevo.
- Y ¿Esto? 
- Para que no olvides, para que tengas ganas de mi, para sepas qué sentí entonces, qué sigo sintiendo. 

Y se fue, dejándolo pensativo, deseoso, confuso, abatido.
Sabía que se arrepentiria de ello, probablemente nadie le haría sentirse tan viva, pero a la vez vacía. Era una decisión firme, dolorosa, para siempre. Y no paró de llorar en días. ‎

jueves, 14 de abril de 2016

Frustración


Cuando sabes que algo tiene muy pocas probabilidades de salir y te auto convences para que  la decepción no se muy grande, pero por mucho que lo intentes sientes que siempre hay una posibilidad y te agarras a ella aunque sea inconscientemente.

Tu lucha interna por apagar esa pequeña posibilidad muchas veces supera a la negación que sabes que tienes presente.

Y entonces es cuando lo previsible sucede y entonces ¿que? que aparece la frustración.
No es fácil superar la frustración supuestamente desde pequeños nos ayudan a vivir con ella,, por que nos hace más fuertes y conscientes de nuestra vida , pero no os engañéis es muy difícil no darse por vencido , hundirse o no afrontar un no cuando había una pequeñísima posibilidad de éxito.

Es difícil luchar con los sentimientos dañados y con tu cabeza que no hace más que repetirte : si lo sabias, ¿ a que tanto drama ahora?

Tanto drama significa que somos humanos , que por mucho que te conozcas y sepas por donde hay que ir para evitar ese sufrimiento, vamos directos a el sin defensas a cuerpo descubierto y es cuando más duele. 

Aunque no eres capaz de diferenciar si lo que más duele es la frustración o el hecho que aun sabiendo que podía pasar no has puesto remedio y sigue doliendo.

Por suerte nada, ni siquiera un buen batacazo dura toda la vida , así que, sonrisa y adelante, mañana será otro día.

Feliz jueves Queridos


jueves, 7 de abril de 2016

Merece la pena

Todo, todo merece la pena solo por verle esa sonrisa, y observar como corre para verla.
Yo me quedo esperando en la sala, mientras que veo como los técnicos van y vienen, alguna que otra familia, algún adolescente.

A. Pequeña lleva esperando esta visita mucho tiempo, la demandaba y la necesitaba.

Los técnicos han trabajado para que se produzca insistiendo, haciendo reuniones y dejándonos bastante margen para trabajar con el. Todos estábamos expectantes, por que esperaban esta visita.

Para evitar fracasos él no sabia nada. Le he ido a buscar al colegio y no entendía por qué , pero ¡ay! Cuando le he dicho que íbamos a ver a mama.
Su expresión ha sido fantástica, pero claro el ya sabe como funciona esto y en seguida ha dicho : - si no viene no pasa nada verdad,¿ mamá? . -Tranquilo cariño que si viene.

Es muy duro ver cómo sufre, sabiendo además que puede ser en parte solventado. Pero esa no es mi prioridad.
Mi prioridad es el. Es estar ahí al 100% para que pase lo que pase en esta visita el sepa donde acudir y aquí estaremos su padre y su hermano para arroparle, y quererle.

Peque te mereces todo lo bueno de esta vida. Te queremos

martes, 29 de marzo de 2016

Pero y si...

Cierro los ojos para recordarte, para que vengan a mi mente los momentos juntos.
Es tan intenso que por momentos siento tus manos en mi cara acercándome a ti lentamente y besando mis labios con desesperación.
Paras de besarme sin ganas de hacerlo casi obligado por la necesidad de respirar pero no separas nuestras frentes, y no abres los ojos por miedo a que sea un espejismo.
Todo a nuestro alrededor desaparece, el tacto de tus manos recorriendo mi cuerpo vestido parece ansioso por que la ropa desaparezca, sin más.
Conseguir sentarme encima tuya sin separarnos parece misión imposible pero lo hacemos y encajamos perfectamente.

Y en ese momento es cuando paro el mundo, mi mente se queda con ese momento juntos, desnudos, pegados mirándonos desesperados, besándonos boqueando para coger aire, y no perdernos ningún instante.

Guardo ese instante con mimo, con anhelo, con deseo, con esperanza de que vuelva suceder.
Pero eso ya sabemos, tu y yo que no volverá a ser.
Pero y si....

jueves, 24 de marzo de 2016

Lloros, música, sonrisas.

Parece mentira que hayan pasado 7 años.
Hoy ha sido de esos días que por mucho que lo intente no puedo dejar de pensar en lo mucho que te echo en falta, en que mi vida seria completa si estuvieras aquí, en que nos falto tiempo juntos.
Hoy, tantas cosas me han hecho recordarte, siempre las hay, mi día a día están llenas de detalles que hacen que estés presente, pero hoy mas.
Me puesto la música muy alta he llorado recordándote, he bailado y he reído, con la esperanza que estés donde estés me veas.
Me gusta pensar que te gusta en lo que me he convertido, por que desde que te fuiste he cambiado mucho.
Tu tienes mucha culpa. Perderte ha sido lo peor que me ha pasado nunca. Sobrevivo sin ti bastante bien, pero por que me diste tanto, me enseñaste tanto y te tengo tan presente que así me es mas fácil.
Gracias papá por velar por mi y los tuyos.
Te quiero

martes, 1 de marzo de 2016

Hablar. Si fuera fácil


Quiero gritar, a ver si así se me escucha, se me entiende.

No puedo ser más clara cuando hablo pero debe haber algo entre mi interlocutor y yo que no va bien.

No sé qué es, una cortina, un muro ¿qué? Pensé que había superado esto de hablar con alguien, hasta con los conocidos tengo problemas de comunicación, pero no, sigue siendo mi asignatura pendiente.

Tengo un nudo en el estómago que no me deja respirar, que me angustia, que me paraliza.

Solo cuando escribo parece que las palabras me salen, pero el nudo sigue ahí.

Es complicado buscar las palabras adecuadas.

En mi cabeza repito una y otra vez lo que quiero expresar de diferentes maneras, ninguna me convence, hasta a mí me parecen burdas, sin sentido.

Temo soltar cualquiera de las fórmulas que he pensado por miedo a no ser entendida, a ser malinterpretada, a crear en el otro una idea equivocada acerca de mis intenciones.

Y aquí sigo intentando que la bola pase que mis sentimientos no pongan freno a mis palabras, que mi cabeza sea capaz de elaborar algo entendible.


Imposible, hoy no es el día.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Aviso a navegantes


He intentado evitar esta entrada más de una semana , pero viendo que la cosa no mejora y que soltarlo me ayuda, aquí estoy contándoos mis penas.
 
Irascible, gruñona, con poco aguante, gritona, sarcástica, contestona, y eso me lo veo yo a simple vista, así que como estaré para que más de uno y de dos ya me hayan dicho , ¿estás bien ?
 
Pues visto lo visto parece que no, pero intento saber cual es la causa de este mal karma y oyes no lo encuentro, o no lo quiero encontrar. El caso es que estoy como dice una amiga mía muy impertinente y no consigo alivio con nada.
 
Que sirva este post como aviso para que ustedes queridos me eviten, por que con este carácter intuyo mala uva a raudales que saldrá por mi boca a la mínima, y cuando estoy así , puedo se muy dañina y lo peor es que me mola.
 
Así que creo que me mantendré al margen del mundo unos díitas más a ver si consigo que llueva y esta nube negra que tengo en mi cabeza vuelva a ser azul y maravillosa ja ja ja ja .
 
Eso si siempre con una sonrisa, que me afina el gesto.
 
Feliz Miércoles.
 
 

jueves, 4 de febrero de 2016

El baile

Era media tarde de un día de invierno soleado con alguna nube, eso sí lo sabía, esa información si estaba casi completa. El resto, lo que nos rodeaba, lo que había pasado justo antes y justo después de “el momento” era algo borroso en mi mente.

Sonaba música de fondo, lo sé por qué la puso nada más llegar, no porque fuera capaz de identificar que música era, sería rock, porque le pirra, pero ahí termina mi recuerdo.

Habíamos hablado, fumado, reído, y follado de unas cuantas maneras, disfrutando del momento, que es en lo que se basaba nuestra relación, por ponerle un nombre, una etiqueta.

Dos personas que se atraen, se entienden y comparten sexo y poco más. Si no hay vuelta de hoja. Cada uno tiene su vida, la que hemos elegido y con la que estamos a gusto y la que seguirá siendo igual, continúen o no nuestros encuentros.

Y con todo esto interiorizado y claramente entendido, mi cabeza decide una y otra vez evocar “el momento” ese que probablemente marque mi vida para siempre.

Entre en el salón, cerré la puerta y ahí estaba el esperando fumando un cigarro desnudo y apoyado en el marco de la puerta. Mirándome. Me acerqué a la mesa, cogí otro cigarro y me lo encendí mirándole a los ojos, me encanta mirar a los ojos y si la otra persona se deja mucho más. Tendió su mano a mi cintura y la recorrió hasta que agarro mi muñeca y tiro de ella hasta llevarme a su lado, juntos.

Pegados, Sin dejar de mirarnos, en silencio, con la música de fondo. Y empezamos a movernos, a bailar. Muy juntos, pegados, piel con piel. No sé el tiempo que pasó, podría haber sido una vida entera, y no me hubiera parecido mucho, o solo unos minutos.

“El momento”, Nuestro silencio, nuestras miradas, nuestras manos unidas, nuestros cuerpos juntos tan pegados que solo parecía uno, nuestra respiración acompasada.

Miro dentro de mí, de mis sentimientos, de mis pensamientos, para saber si algo ha cambiado y no , no ha cambiado nada todo sigue igual, solo hay un “momento” que guardo con celo en mi memoria, solo eso.

lunes, 18 de enero de 2016

¿Qué ves?

Mirar al espejo. Levantar la cara y ver algo que no me gusta. Veo a alguien cansado, con ojeras, sin brillo en los ojos.

Hoy se notan más las arrugas, las líneas de expresión que normalmente pasan desapercibidas. No hay sonrisa, ni siquiera un leve gesto en los labios.

El reflejo es una cara derrotada, sin ganas, con mirada de remordimiento y ojos perdidos. Los músculos sin forma caídos, dejados.


¿Qué hay detrás?
Distancia, soledad, remordimiento, separación, impotencia, intolerancia, odio, pena, rechazo, malestar.

¿Sólo?
No, también necesidad, auxilio, desesperación, quereres, olvido, sentimientos, pensamientos.


No debería haber espejos ni sus reflejos en días malos.
Vuelvo a la cama. Me tapo. Apago la luz.
Tengo la esperanza de que todo desaparezca cuando amanezca.

domingo, 10 de enero de 2016

Mientras siga lloviendo

No para de llover.

Y creo que es un reflejo de mi vida que se desmorona porque no encuentro donde agarrarme.
No puedo despegarme de la ventana, de su imagen en ella saliendo sin despedirse, sin mirar atrás.

Dentro el fuego me recuerda los momentos juntos, la complicidad, las frases incompletas por besos robados, sorbos de whisky, caladas de cigarro... intimidad.

Y me vuelvo a la ventana para sentir más pena por mi y las decisiones no tomadas.

Si hubiera hecho, si hubiera dicho, ... eso ahora no tiene importancia, me deje llevar aún sabiendo que la responsables sería únicamente yo.

Me quedaré un rato más aquí, compadeciéndome de mí, llorando aquello que no pudo ser, soñando sus besos y nuestros momentos juntos.

Solo un poco más. Cuando me levante no volveré a mirar atrás y todo se habrá acabado.